Foro NO oficial de Ciudadanos
Para poder ver todo el foro es necesario estar registrado. ¡Regístrate y participa!

Otro incidente de los Mossos.

Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Otro incidente de los Mossos.

Mensaje por ruedex el Dom Nov 17, 2013 9:01 am

Querella contra 11 agentes por "agresiones" .





El juzgado de instrucción número 3 de Barcelona ha admitido a trámite una querella presentada por dos mujeres con las iniciales SMF M.P.M. y el ciudadano alemán A.M., defendidos por el bufete del abogado Juan Carlos Segura, contra 11 agentes de los Mossos por delitos de lesiones, según el auto del juez al que ha tenido acceso e-notícies. Este diario también ha accedido a la querella donde se adjuntan imágenes de las lesiones e informes médicos como pruebas de las lesiones.

Los denunciantes exponen que la madrugada del pasado 6 de julio tuvieron un incidente con un taxista por derramar una cerveza en el interior del vehículo y que después de salir del vehículo y cuando tomaron otro los rodearon "cinco vehículos" de los Mossos.

Los querellantes, en la exposición de los hechos sucedidos en la ronda de Sant Pau con la calle Parlament, detallan que bajaron "unos once o doce mossos, obligándolos a bajar del coche de forma imperiosa, gritándoles de forma despectiva sin ofrecer ninguna explicación" y añaden que "seguidamente los colocaron en la acera sin explicarnos el motivo de la detención, obligándoles a sentarse en el suelo".

Después de que los agentes les pidieran la documentación, los agentes reclamaron las pertenencias y A.M. les contestó que "no les daría la sus pertenencias personales si no le comunicaban el motivo de su detención y cuál era su situación personal ante los agentes". La reacción de los mossos fue "reducirlo por la fuerza, poniéndolo contra el vehículo policial, abriendo las piernas para registrarlo, retorciendo la mano provocándole una lesión en los ligamentos de la mano derecha".

Las dos mujeres, en este momento, se levantaron para recriminar la actuación "desmedida" y la respuesta fue esposar a M.P.M. "apretando al máximo las esposas para causar el máximo dolor posible, diciéndole que a partir de ese momento estaba detenida", y se la llevaron en un coche patrulla. Posteriormente, los Mossos detuvieron el coche y se fueron a desayunar dejando la detenida "durante una hora sola en el interior del vehículo y esposada".

Mientras tanto, S.M.F., que todavía estaba en el lugar de los hechos, recriminó a los mossos que "se estaban excediendo de sus funciones". "Uno de los agentes que retenía a A.M. le dio un empujón y le dijo: 'tú cállate y vete de aquí'", pero ella hizo caso omiso.

"De repente -continúa el relato- un agente, de más edad que el resto provisto de unas gafas muy extrañas y que parecía que ostentaba el mando, la hizo caer, tirándola al suelo, procediendo a inmovilizarla entre cinco o seis agentes, esposándola e introduciéndola descalza en otro vehículo de dotación". "Esta agresión protagonizada por estos cinco o seis agentes le provocó lesiones por todo el cuerpo" y fue trasladada al Hospital de Drassanes.

Las dos detenidas fueron trasladadas a la comisaría de los Mossos y allí M.P.M. mostró su intención de interponer denuncia contra "los agentes que le habían agredido" y que entonces el agente 09681 "la agarró por el brazo derecho tirándola al suelo, cayéndose sobre el codo y produciéndose una herida sangrante, mientras otro agente le pisaba la zona muscular del brazo con su bota y otro agente le pisaba simultáneamente la entrepierna, mientras otros agentes la inmovilizaban en el suelo con sus botas y manos".

"Una vez inmovilizada el agente de las gafas le apretó con las dos manos el cuello, en forma de estrangulamiento, para mitigar sus gritos de dolor, interrumpiéndole la respiración y provocándole una hipoxia" y que, posteriormente, la expusieron provocando "morados y lesiones".

S.M.F, por su parte, explica que una agente le instó a desnudarse delante de siete compañeras que "la hicieron girarse, arrodillarse, levantarse y ponerse de espaldas con un trato humillante y vejatorio". Las dos detenidas, mientras estaban en las celdas, recibieron "varias visitas de agentes de los Mossos" e "intentaron convencerlas de que aceptaran hechos que no habían cometido".

S.M.F y M.P.M. solicitaron un procedimiento de habeas corpus, que fue desestimado, y después de ser sometidas a la sesión fotográfica y huella dactilar, fueron conducidas a la Ciudad de la Justicia donde declararon ante el juez de guardia y fueron puestas en libertad sobre las siete de la tarde del 6 de julio.

ruedex

Mensajes : 79
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 04/09/2013

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.