Foro NO oficial de Ciudadanos
Para poder ver todo el foro es necesario estar registrado. ¡Regístrate y participa!

Si podemos cambiar las cosas sin cambiar de valores.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Si podemos cambiar las cosas sin cambiar de valores.

Mensaje por JosefitoGrillo el Jue Nov 20, 2014 1:02 pm

Si me llamas utópico eres un inmovilista porque;  El progreso es la realización de las utopías.

"Dios, dame la serenidad de aceptar las cosas que no puedo cambiar, Valor para cambiar las cosas que puedo, y Sabiduría para reconocer la diferencia".

                                                                                                  Desde el eclecticismo: Sí, se puede.

                                                                             

                                                                               La Esclerosis española



La economía es una ciencia que estudia como distribuir los recursos de una sociedad entre los individuos que la componen. Desde la II Guerra Mundial, el objetivo los países occidentales es, o era,  el Estado de Bienestar de los ciudadanos.

Las políticas económicas son un conjunto de medidas  que adoptan o proponen y actuaciones  que realizan o realizarán las formaciones que administran o aspiran a administrar  los recursos y factores del resto de la sociedad.

La democracia en el siglo que vivimos consiste en la capacidad del individuo de elegir. Elegir no significa votar cada cuatro años. Elegir no significa delegar a quienes elijen por nosotros.  Ni Libertad de Expresión significa  que los medios de comunicación envuelvan para regalo las ideologías de los representantes públicos. Elegir significa escoger entre un conjunto de opciones; elegir un puesto de trabajo, una vivienda, la alimentación, la sanidad, la educación y optar en igualdad que otros ciudadanos a la justicia.

El problema  fundamental del siglo XXI consiste en la mala e ineficiente distribución de la renta de la que son responsables el conjunto de medidas políticas ejecutadas por los partidos de la alternancia desde la transición política. Y así seguirá,  In sæcula sæculorum, gracias a los parvularios doctrinales que son las nuevas generaciones, centros garantes de la perpetuidad de las doctrinas, tanto en cuanto,  se garantice el ascendente o linaje,” político”,  que según la RALE se denomina Casta.

Sin entrar en el impacto propagandístico de falsas doctrinas globalizadoras, esas que preconizan los labios de las autoridades económicas mundiales como libre movimiento de las personas y que traducen al día a día los agentes de la autoridad en concertinas o los agentes de la sociedad en pateras, antes rizar el rizo hay que sanear la economía nacional. La economía nacional  consiste en producir todo aquello que satisface las necesidades de los ciudadanos  con el único  propósito de satisfacerlas, de facto,  utilizando plenamente los recursos y factores existentes e intercambiando los excedentes por los bienes que escasean en sus mercados.

Por muchas vueltas que le demos,  las cosas no han cambiado en ciertos sentidos a como eran en 1.776, unos cuantos años antes de la Revolución Francesa, porque como decía Adam Smith, padre de la economía moderna,  en su obra La riqueza de las Naciones: “El trabajo es el único factor de producción que posee la mayoría de los hogares; por tanto, la renta de un hogar generalmente depende del salario y del número de horas trabajadas…Por lo tanto, el valor de cualquier mercancía, para la persona que la posee es igual a la cantidad de trabajo que le permite a la persona comprar u ordenar… Toda persona es rica o pobre según el grado en que pueda disfrutar de las cosas necesarias, convenientes y agradables de la vida. El trabajo es, así, la medida real del valor de cambio de todas las mercancías”.

Huelga decir que sin trabajo no hay salario y que cualquier mercancía necesaria para la subsistencia de un individuo y su familia adquiere un precio inalcanzable para aquel que no dispone de un  empleo remunerado o dispone de un empleo con un salario paupérrimo.

Luego el primer Objetivo de cualquier política económica, en un país que goza de una buena Tierra y de las condiciones climáticas y geoestratégicas de España, es el Trabajo.

Siguiendo con Adam Smith, padre de la economía moderna y a la sazón primer Liberal, “el trabajo anual de cada nación es el fondo del que se deriva todo el suministro de cosas necesarias y convenientes para la vida que la nación consume anualmente, y que consisten siempre en el producto inmediato de ese trabajo, o en lo que compra con dicho producto a otras naciones.

En consecuencia, la nación estará mejor o peor provista de todo lo necesario y cómodo que es capaz de de conseguir según la proporción mayor o menor que ese producto, o lo que con él se compra, guarde con respecto al número de personas que lo consumen”.  El trabajo anual al que se refiere el escocés es el que hoy nuestros economistas llaman PIB.

En toda nación, esa proporción depende de dos circunstancias distintas; primero, de la habilidad, destreza y juicio con que habitualmente se realiza el trabajo; y segundo, de la proporción entre el número de los que están empleados en un trabajo útil y los que no lo están. Sean cuales fueren el clima, o extensión territorial de cualquier nación en particular, la abundancia o escasez de su abastecimiento anual siempre depende, en cada caso particular, de esas dos circunstancias. Además, la abundancia o escasez de ese abastecimiento parece depender más de la primera circunstancia (tecnología) que de la segunda.

Habilidad, destreza y juicio, según aquél ínclito señor eran las causas de la abundancia. O sea la abundancia dependa de la Tecnología.
En el siglo XXI, llamamos tecnología a todos los conocimientos que el sistema productivo de una empresa (agregadamente un país)  tiene para producir. El Estado de la tecnología consiste en la variedad de productos que una empresa (agregadamente un país) puede producir con las técnicas existentes o la diversidad de conocimientos sobre las técnicas existentes que una empresa, o país,  tiene para producir. Es el Estado de la tecnología existente el que permite alcanzar altos grados de productividad.

Hay cosas que si han cambiado desde el siglo XVIII y una de ellas la trajo consigo la Revolución Industrial (1850-1975 fue la rea industrial la aplicación del I+D durante la Revolución Industrial) ésta es; la tecnología. En los años previos a la Revolución Industrial convivía el exceso de trabajo con la miseria y la pobreza porque la tecnología existente no permitía extraer del suelo, factor de producción Tierra, la cantidad de bienes que demandaba la sociedad. Por tanto sólo ciertas clases sociales podían permitirse disfrutar de las cosas necesarias, convenientes y agradables de la vida. Ya que los altos precios derivados de la escasez hacían inalcanzables los productos a los propios trabajadores.

Segundo objetivo de cualquier política económica eficiente la distribución de la renta entre los factores de la producción y los agentes económicos.

El economista Thomas Robert Malthus, origen de la denominación de la economía como ciencia lúgubre,  basó parte de su teoría económica en que la población crece más deprisa que las existencias de los alimentos. Pero  el problema en su época (1766-1834) no era la riqueza de la Tierra, sino la capacidad productiva (explotación de la misma) de los factores Trabajo y Capital Físico debida a la baja tecnología.

Decía Julián Simon cuando hablaba de la economía como ciencia feliz que la historia es claramente un caso de aumento  de la población y del consumo por persona. Ambos han aumentado simultáneamente porque el crecimiento tecnológico ha sido sistemáticamente mayor que el aumento de la población. Simón sugiere que el crecimiento tecnológico depende de la gente y que el crecimiento demográfico aumenta el capital Intelectual y por tanto el Conocimiento. Simón se alineaba con la reflexión de Adam Smith: “Así como la remuneración abundante del trabajo estimula la procreación, también incrementa la laboriosidad del pueblo llano. Los salarios son el estímulo del esfuerzo, que Como cualquier otra cualidad humana mejora en Proporción al incentivo que recibe”.

También el ecléctico Keynes ratificaba diciendo; que dada la capacidad de la ciencia sus nietos, por nosotros,  viviríamos un  gran estado de bienestar, donde el  trabajo y el ocio serían un bien para todo el mundo. De hecho algunos economistas hablan de la desutilidad del trabajo  como el coste de oportunidad del ocio.

Tercer objetivo de la política económica impulsar el I+D  e incentivar su aplicación en las industrias. Balanceando los factores productivos para no incurrir en el desempleo tecnológico.  

La función de la producción se representa matemáticamente, en la teoría tradicional neoclásica, como y = f(K,L), donde “K” es el  Capital físico, “L” la  cantidad de trabajo y “ f” la tecnología. Dicha ecuación determina que a mayor tecnología “f” , ceteris paribus  “K capital físico”, la cantidad de trabajo “L”  (N número de individuos x cantidad de horas trabajadas h) deberá ser inferior en horas para mantener activos al mayor número de individuos. En contra de lo que piensan muchos disminuyendo las horas de trabajo no disminuye la productividad, pero si disminuimos el número de trabajadores empleados en la producción se disminuye el la cantidad de ésta ya que disminuye la demanda efectiva.

La eficacia económica se dará, pues,  cuando  la producción agregada “Y” satisfaga la demanda de bienes y servicios “C “ (Consumo)  que tienen los 47.000.000 de españoles, y,  todos y cada uno de los “N” trabajadores activos estén  empleados el número de horas “h” necesario y suficiente para que la producción “Y”   satisfaga la Demanda de  (N,E,P,A).

N= Número de trabajadores.
E= Estudiantes y niños.
P=Pensionistas.
A= Trabajadoras en casa y Madres  (que debieran tener una pensión en función de los hijos criados, que serán los que paguen las pensiones futuras).

Pero la cosa no queda ahí, en satisfacer la demanda de bienes y servicios de consumo de las familias e individuos. La producción “Y”  debe satisfacer la Demanda de Bienes Inversión “I” de las empresas, la demanda pública “G” y la demanda de los mercados extranjeros (exportaciones) “X”. De modo que la Demanda Global a la que debe enfrentarse la producción es D=C+I+G+X.

Por tanto la función de producción “Y”  debe satisfacer a la demanda global D=C+I+G+X.

De  modo que el equilibrio Y = f(K,L) = D=C+I+G+X = PIB será pleno cuando utilice todos los recursos y factores existentes en España. No es muy difícil conseguir el Pleno Empleo lo necesario es distribuir el trabajo e inyectar el dinero necesario y suficiente para satisfacer las rentas  de la tierra, los salarios de los trabajadores y los beneficios de los empresarios.

La cantidad de dinero vendrá pues determinada por el valor del flujo de los bienes y servicios necesarios para satisfacer a los ciudadanos.

“Además, no puede mantenerse durante mucho tiempo la misma cantidad de dinero en un país donde disminuye el valor del producto anual. El único uso del dinero es la circulación de bienes. A través de él las provisiones, los materiales y los artículos terminados son comprados y vendidos y distribuidos entre sus correspondientes consumidores. Así, la cantidad de dinero que puede ser empleada anualmente en cualquier país debe estar determinada por el valor de los bienes consumibles que anualmente circulan en él…

Por otro lado, la cantidad de dinero en cualquier país debe naturalmente aumentar cuando lo hace el valor del producto anual. Al ser mayor el valor de los bienes que circulan cada año en la sociedad, ello requerirá una cantidad mayor de dinero para hacerlos circular” (Adam Smith).

Quinto objetivo de una política económica eficiente; mantener la cantidad de dinero suficiente para que los bienes fluyan entre los agentes económicos y se haga pleno empleo de los  factores.

Las  políticas monetaria y fiscal son el  timón del gobierno. Las finanzas funcionales, como las denominaba Aba Lerner seguidor de Keynes, permiten al gobierno dirigir la economía eficiente y efectivamente. Si hay desempleo el gobierno de un país debe aumentar el déficit y la oferta monetaria y si hay inflación lo contrario. Es prácticamente imposible aplicar las finanzas funcionales en la Eurozona mientras las tasas de desempleo sean tan dispares.

Una inyección de dinero perjudica a los países con tasas de desempleo bajas y beneficia a los países con alta tasas de paro. La Solución consiste redistribuir la Renta para mantener en los países el Estado de Bienestar sacrificando si es preciso el valor de la riqueza acumulada.

“Se ha demostrado que el precio de la mayor parte de las mercancías se resuelve en tres partes en producirlas y traerlas al mercado, y que pagan los salarios del trabajo, los beneficios del capital y la  renta de la tierra; que existen,  desde luego, algunas mercancías cuyo precio se compone  de sólo dos de esas partes, los salarios y los beneficios; que hay muy pocas cuyo precio sólo consiste en una:  los salarios; y que el precio de toda mercancía forzosamente se resuelve en una u otra de esas partes, o en las tres: toda fracción del mismo que no vaya  a parar a renta ni a salarios, necesariamente  constituirá en el beneficio para  alguien.  

Al suceder esto, como se ha demostrado, con respecto  a cada mercancía individual, también debe suceder lo propio con respecto a  todas las mercancías que integran el producto total de la tierra y el capital de cualquier país tomado en su conjunto. El precio o valor de cambio total de ese producto anual debe dividirse en las mismas tres partes, y distribuirse entre los diferentes habitantes del país  en formas de salarios de su trabajo, beneficios de su capital o renta de su tierra.

Pero aunque el valor total del producto anual de la tierra y el trabajo de cualquier país se divide así entre sus habitantes, y constituye un ingreso para ellos, así como distinguimos en una finca privada entre renta bruta y neta, establecemos idéntica   distinción en el ingreso de todos los habitantes de un gran país” (Adam Smith).

Sexto objetivo de una política económica eficiente mantener la proporción entre los salarios y los precios, sin incurrir en ningún momento en brechas entre la renta, los salarios y los beneficios.


                                                                       Con el Euro o Sin el Euro.

El Banco de España imprime dinero; Así, la cantidad de dinero que puede ser empleada anualmente en cualquier país debe estar determinada por el valor de los bienes consumibles que anualmente circulan en él.

En consecuencia, la nación estará mejor o peor provista de todo lo necesario y cómodo que es capaz de de conseguir según la proporción mayor o menor que ese producto, o lo que con él se compra, guarde con respecto al número de personas que lo consumen”.  

La eficacia económica se dará, pues,  cuando  la producción agregada “Y”, realizada por las empresas,  satisfaga la demanda de bienes y servicios “C”  (Consumo)  que tienen los 47.000.000 de españoles, y,  todos y cada uno de los “N” trabajadores activos estén  empleados el número de horas “h” necesario y suficiente para que la producción “Y”   satisfaga la Demanda Agregada D=C+I+G+X. Ya que El trabajo es el único factor de producción que posee la mayoría de los hogares; por tanto, la renta de un hogar generalmente depende del salario y del número de horas trabajadas

La producción “Y”  debe satisfacer la Demanda de Bienes Inversión “I” de las empresas, la demanda pública “G” y la demanda de los mercados extranjeros (exportaciones) “X”.

De  modo que el equilibrio Y = f(K,L) = D=C+I+G+X = PIB será pleno cuando se realice al nivel de Pleno Empleo, que es lo que se llama PIB potencial.

Séptimo objetivo de una política económica eficiente mantener la economía en constante tensión para alcanzar el PIB potencial. Cómo desplazando continuamente  la curva de la frontera de posibilidades de producción mediante el I+ D+ i.

Si podemos desde un Gobierno totalmente ecléctico. De izquierdas para lo social (Misión y Visón), de centro para el diálogo  y de derechas para los valores tradicionales de la nación española.

Conclusiones:


Distribuir la renta mediante la distribución del trabajo y en su defecto mediante una pensión mínima por ser el Estado incapaz de cumplir con el artículo 40 relativo a la Redistribución de la Renta y el Pleno empleo.. Asegurar a las madres una pensión en función del número de hijos que hayan aportado a la patria y a la sociedad ya que éstos serán el sostén de las pensiones.

Los Mayores que tengan trabajo deben tener la libertad de elegir  la edad de jubilación, los mayores de 60 años con más de 30 años de alta en la SS y excluidos del mercado laboral merecen una Jubilación Digna a esa edad.

De la productividad: No se puede afirmar que a  mayor edad menor productividad, dependerá de la tarea y del sector en el que se emplee al trabajador. Cuando la producción dependía fundamentalmente del trabajo, se definía la productividad como;  la cantidad de producto obtenido por unidad de trabajo. Hoy la productividad no sólo depende de la cantidad de trabajo, también depende del capital físico utilizado y de la tecnología aplicada en ambos (trabajo o capital intelectual y capital físico).

Y dado que la eficiencia consiste en medir los costes de producción relativos a la producción de resultados, hoy día,  la eficiencia no sólo depende de la cantidad de trabajo, fuerza bruta,  sino de la tecnología aplicada por el trabajador o de la que a priori es capaz de aplicar.

La productividad pues va a ligada a la capacidad que un empleado tiene para aprender y de su necesidad de pertenecer al grupo de empleados líderes (motivación). Además no hay que olvidar que el Coste de Oportunidad de la experiencia es la edad.

Las Autonomías: Son una rémora (Cosa que detiene, embarga o suspende) de la transición que constituye el coste de oportunidad del Estado de Bienestar. Hay que suprimir las Autonomías que restan eficacia a la gestión de los recursos, crean desigualdades territoriales y alimentan a la corrupción. La madurez democrática y la propia Constitución determinan que las Comunidades Autónomas son un Derecho y no una Obligación.

Artículo 143
Autogobierno de Las Comunidades Autónomas.
1. En el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución, las provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes, los territorios insulares y las provincias con entidad regional histórica podrán acceder a su autogobierno y constituirse en Comunidades Autónomas con arreglo a lo previsto en este Título y en los respectivos Estatutos.
Iniciativa Autonómica.
2. La iniciativa del proceso autonómico corresponde a todas las Diputaciones interesadas o al órgano interinsular correspondiente y a las dos terceras partes de los municipios cuya población represente, al menos, la mayoría del censo electoral de cada provincia o isla.
Estos requisitos deberán ser cumplidos en el plazo de seis meses desde el primer acuerdo adoptado al respecto por alguna de las Corporaciones locales interesadas.
3. La iniciativa, en caso de no prosperar, solamente podrá reiterarse pasados cinco años.

Artículo 144
Las Cortes Generales, mediante ley orgánica, podrán, por motivos de interés nacional:
a) Autorizar la constitución de una comunidad autónoma cuando su ámbito territorial no supere el de una provincia y no reúna las condiciones del apartado 1 del artículo 143.
b) Autorizar o acordar, en su caso, un Estatuto de autonomía para territorios que no estén integrados en la organización provincial.
c) Sustituir la iniciativa de las Corporaciones locales a que se refiere el apartado 2 del artículo 143.

De la Soberanía .La necesidad de constituir una Nación cuya Soberanía reside en el pueblo español y no en los extranjeros. Para el bienestar español es necesario Retomar la Soberanía sobre la moneda, con la Eurozona,  o sin ella.

De la Banca. El poder de la Banca reside en los depósitos de los ciudadanos y la capacidad que le hemos otorgado de crear dinero.  Pongamos a la Banca Privada en su sitio, esto es, delegar en ella el aprovisionamiento de la moneda real en el sitio y  en el momento oportuno y que sea la guardiana del trabajo acumulado y el vehículo de su transporte en el tiempo. Retirarle la capacidad de crear dinero virtual pues corremos el riesgo de que se convierta en el túnel para la fuga del dinero real a los paraísos fiscales.

Nacionalizar las Empresas Estratégicas.

Lo primero que hace un ejército invasor para controlar la nación invadida es tomar los centros estratégicos y neurálgicos del País. Estos son;  las Energías, Agua, las Telecomunicaciones, las infraestructuras  y vías de comunicación y los transportes (aeropuertos, vías de ferrocarril, puertos, carreteras, etc.), los Hospitales, los palacios de Justicia, las Escuelas  y los centros de gobierno.

Si controlas todo esto has aniquilado a la nación dejando a sus ciudadanos  aislados e indefensos, te has asegurado los medios propagandísticos y no se moverá una pulga sin que controles sus acciones. .

Debemos devolver el Control de los ciudadanos sobre la energía y  demás bienes y empresas estratégicas para mantener la soberanía.

Conciertos VS Privatizaciones.

La verdadera Democracia consiste en la elección.   Es impensable privatizar lo público pero es antidemocrático suprimir la capacidad del ciudadano de elegir.

Durante más de 30 años las sociedades sanitarias han crecido en número y en afiliados, pero la crisis también afectó a la sanidad privada. Hay que comer y pagar la hipoteca   y resulta que la prestación de un parado o los nuevos salarios reales (aquello que nos permiten comprar) no dan para pagar la sanidad pública y la privada lo que ha llevado a una gran disminución de afiliados a la sanidad privada.

El usuario de la sanidad pública es un cliente  cautivo, uno puede elegir si comprarse un coche o prescindir de la compra del mismo si el coste de oportunidad (a lo que tenemos que renunciar  al adquirirlo) es muy alto, pero cuando nos ponemos enfermos no podemos renunciar a ir al médico. Luego, todos los ciudadanos somos  clientes cautivos de la sanidad.

De eso se han dado cuenta los políticos y los gerentes de las sociedades privadas < tanto monta, monta tanto gracias a las puertas giratorias>,  primero de las deserciones de los asociados a las sociedades sanitarias ocurridas por el coste de oportunidad  que representan el pago de la cuota durante esta depresión y segundo  de la cautividad de los usuarios de la sanidad. Y en un contubernio similar al desentramado por la Operación Púnica,  ambos políticos y empresarios corruptos otros han visto una nueva oportunidad de negocio en la privatización de la sanidad, es un negocio seguro como lo es la energía eléctrica o el gas.

Dicen los demagogos, que la externalización sanitaria es condición necesaria aunque no suficiente para mantener la sanidad pública. Como todo a lo que nos tiene acostumbrados el partido en el gobierno, la externalización de la sanidad es una forma diferida de destruir el Estado de Bienestar.

No haría falta la externalización sanitaria para alcanzar la eficiencia si se adoptasen ciertas medidas.

1) Desgravar a los ciudadanos, que poseen pólizas con las sociedades sanitarias, del 100% del pago que se realiza anualmente a estas.

2) Crear en la sanidad pública un sistema de habitaciones similar al de las privadas que consiste en  un enfermo por habitación. Y habitar tantísimos hospitales que se han creado durante la época de bonanza.

3) Crear conciertos con las sociedades de modo que los ciudadanos puedan elegir si asistir a un centro privado o a uno público indistintamente, creando una sanidad competitiva, en la que cada facultativo y cada centro se gane a sus pacientes y los fidelice.

4) Después, redimensionar la sanidad pública a la nueva situación para que exista competencia perfecta.

5) Otra cuestión de raíz  es que las decisiones políticas estén  desvinculadas en aquellas operaciones en las que los familiares de los políticos forman parte de las sociedades adjudicataria, véase Capio. Hay que crear una Ley para que un consejero o persona de peso en los gobiernos no pueda entrar en las sociedades adjudicatarias de la sanidad pública o los conciertos. Al Cesar lo que es del Cesar y a Dios, lo que es de Dios.

Un concierto es que el Estado paga a una empresa privada por atender a los usuarios que prefieran ser atendidos en un Centro Privado, eso incentiva la competitividad, como en los colegios. A mí, por poner un ejemplo,  me gustaría que el INCIVI de la Zarzuela estuviese concertado y me ahorraría pagar una sociedad como Sanitas.

Es deseable un modelo como el ISFAS, del Ministerio de Defensa,  que da la opción de elegir anualmente la Seguridad Social o la sociedad ADESLAS, eso si, señor político,  es de verdad un concierto

Conciertos con los Colegios Privados.

Podemos Cambiar España sí no nos empeñamos en continuar por el camino de quitar la libertad a los Españoles. Soy padre de cuatro hijos mi última hija y mi nieta van  a un Colegio Concertado. He luchado mucho para que la Comunidad de Madrid nos permitiera elegir Centro y lo hemos conseguido. ¿Quieres quitarnos ahora la capacidad de elegir un Centro que de no ser concertado jamás me podría permitir pagarlo?.

Jefatura del Estado.

Es un hecho contrastado que la mayor parte de las grandes ideas que fracasan no lo hacen porque las intenciones fueran débiles o porque el proyecto no era bueno o incluso porque los demás no los hayan comprendido. Fracasan a causa de los Modelos Mentales.
Los Modelos Mentales son supuestos hondamente arraigados. Convicciones, creencias y profundas imágenes grabadas en nuestro subconsciente  acerca del funcionamiento del mundo.
Otro hecho contrastado es que los políticos se esfuerzan por conseguir buenos resultados cuando éstos van ligados a indicadores que  le van a permitir alcanzar compensaciones e incentivos, nuevos votos. Algunos autores económicos mantienen que en muchas ocasiones el gasto público es el causante de las fluctuaciones de la actividad económica, ya que este se manipula por las autoridades según las circunstancias políticas.

Para explicar la aparición del ciclo de origen político pensemos, por un lado, que los votantes suelen reaccionar ante la situación de la actividad económica criticando a los responsables de la política en los tiempos malos y premiándolos en los buenos.
Resulta, sin embargo, que los votantes, por lo general, no tienen muy buena memoria cuando llega el momento de votar. La evidencia parece sugerir que la variable más importante para los votantes es la tasa de crecimiento de su renta en un periodo de tiempo inmediatamente antes de las elecciones (elasticidad demanda – renta), digamos durante el año anterior mediante bajadas de impuestos, así como las expectativas de ello a corto plazo.

Aunque parezca difícil creer, tres años de recortes seguidos por un único año de crecimiento, mejor dicho de desaceleración de la recesión,  ofrecen una plataforma ideal para el político dominante, pues el factor económico más importante a la hora de unas elecciones no es la posición de la economía (dentro del ciclo y su tendencia), sino más bien, la dirección actual hacia la cual se orienta.
Si se acepta este esquema, el ciclo de origen político tendrá una clara justificación, pues un año o dos antes de las elecciones los gobernantes iniciaran políticas expansivas encaminadas a reactivar la economía, de tal modo que cuando vengan las elecciones la renta real esté creciendo y como consecuencia de ella y de un mayor gasto público la  producción real (o como decía ZP la desaceleración de la recesión) también. En algún momento después de las elecciones surgirán presiones, seguramente del exterior,  para hacer algo contra la inflación, el déficit y/o la deuda, y el Gobierno se verá obligado a tomar medidas restrictivas que, en cierto modo, compensaran los excesos anteriores.

De estos dos hechos (modelos mentales e intereses políticos) podemos dirimir que los objetivos de los políticos profesionales son objetivos cortoplacistas ya que estos son los más fructíferos de cara a sus intereses. A menudo no abordan proyectos a largo plazo para que sus sucesores, cuando son los adversarios, no recojan los laureles del éxito de los mismos, aunque por los mencionados Modelos Mentales, cuando alternan los partidos, los entrantes suelen desmontar los proyectos de los anteriores.
Por tanto es necesario que exista una figura que perviva a los partidos políticos y que vele por el cumplimiento de los proyectos del largo lazo que benefician a la sociedad. Esa figura, en España, la debe ejercer el Rey, siempre y cuando deje de ser cuchara, que ni pincha ni corta, y pase a ser ejecutivo, como se supone que lo fue en 1.981 a  pesar de no ser responsable de sus actos.

Dicho todo lo anterior debemos crear una estrategia que contemple Metas u Objetivos, los Medios o Políticas para alcanzarlas y establecer  un conjunto nuevo de indicadores (renta ponderada por tramos). Pero todo ello sin alejarnos de los valores que deseen la mayoría de los españoles, porque no nos tenemos que alejar de la idea que buscamos un Cambio radical en la política española y no un cambio traumático en la sociedad española.

La estrategia describe de qué manera vamos a crear valor sostenido para los ciudadanos. La estrategia no es un proceso único de gestión  es un paso en una gran cadena que lleva a una organización de una declaración de misión (cuál es nuestra misión) de alto nivel  al trabajo realizado por los integrantes de la organización.

La misión general de los políticos proporciona el punto de partida definiendo por qué existe el partido. La visión presenta una imagen de futuro de donde estará la sociedad (es muy importante dar a conocer la Visión).

La  estrategia competitiva es una combinación de fines (metas) que busca cualquier organización, en nuestro caso C´s,  y de medios (políticas) con que trata de alcanzarlos.  A menudo se aplican distintos términos para el mismo concepto, algunas utilizan misión u objetivos en lugar de metas y tácticas en lugar de políticas funcionales u operativas.

La Estrategia es la que nos permite unir la situación de la sociedad en el momento actual con la Visión, allá donde queremos que se encuentre en el futuro. Esa es la Misión de los políticos electos, alcanzar la Visión aplicando la fuerza que se obtiene con el conocimiento y transmitirla al resto de la sociedad.

Hay quién cambiado mucho, Europa le ha provocado el Parkinson, ahora le tiembla el pulso cuando se trata de lo importante y estas son algunas políticas necesarias para alcanzar las metas:

- Nacionalizar  las empresas estratégicas.
- Revisar el Pago de la Deuda.
- Reducir la Jornada Laboral.
- La jubilación a los 60.
- Una renta mínima.
- Nacionalizar la Banca.
- Abandonar el Euro o Plantar cara a la Eurozona.
- Erradicar los desahucios.
- Pensiones para las madres que no las hayan alcanzado mediante el trabajo.
- Hacer vinculantes los artículos de la Constitución: 24, 27, 35, 39, 40, 41, 49, 50 y 51.

Esas son algunas metas tácticas que hay que cubrir para alcanzar la Visión que debe ser el Bienestar de los Españoles en un Estado de Libertad y de Derecho,  y no debe quebrase  la voz cuando se habla de ellas.


Votar a un partido  no puede ni debe tener un coste de oportunidad, votar a un partido  es votar al propio Pueblo y por tanto el Coste de Oportunidad debe tender a Cero, Cero (sin letra pequeña).

JosefitoGrillo

Mensajes : 167
Reputación : -107
Fecha de inscripción : 07/02/2014
Edad : 61
Localización : Provincia de Madrid (Pinto)

Volver arriba Ir abajo

Lo que podíamos hacer para levantar España que ahora ya no Podemos

Mensaje por JosefitoGrillo el Vie Nov 28, 2014 6:05 pm

Apenas ha pasado una semana desde que escribí  el mensaje anterior y se ha demostrado, implícitamente que  “Pablo Iglesias está cediendo terreno, como demostrarán las próximas encuestas, por falta de verdadero eclecticismo”. Y no ha habido que esperar a las encuestas, su propio programa, lo vaticina.

El politólogo ha perdido la credibilidad tanto social como en las aulas. ¿Qué alumno de Ciencias Políticas va a  escuchar a un profesor que no es un Maestro de la política?, ¿qué ciudadano va a votar a quién sin esperar a gobernar abandona el cambio y pretende seguir haciendo lo mismo?.

Schumpeter, que amaba el libre mercado y el laissez faire, nos advirtió de aquellos que amparados por el  descontento ciudadano  han visto su oportunidad de pertenecer a la casta política, Schumpeter  decía: “los aumentos de la renta y de la riqueza producidos por el capitalismo permitirán que surja en la sociedad un grupo de <<intelectuales>> que ejercerán  el poder de la palabra hablada y que no tendrán ninguna  responsabilidad directa en los asuntos prácticos. El éxito del capitalismo  permitirá a esos intelectuales vivir a costa de los frutos del sistema al mismo tiempo de criticarlo”. Pablo Iglesias ha visto la oportunidad y  lo ha intentado pero ha destapado sus intenciones  muy pronto y ha abandonado el Podemos, cambiando la sociedad, a un seguir haciendo lo mismo que antes de la entrada del PP en el Gobierno en el 2.011. Pero yo, sigo creyendo firmemente que Podemos. Sí, se puede y sin Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias ha escrito antes la música que la letra de la canción. La partitura era música celestial: la jubilación a los 60 años (para quienes la quieran) y estén desempleados en un estado de "apartheid laboral", la renta mínima a quienes no tienen otra, la renegociación de la deuda como admite el  propio artículo constitucional 135 para las  épocas de crisis y como admiten los economistas del mundo (*), la tributación progresiva (incorporando a las grandes empresas en esa progresividad), nacionalizar la gestión de la banca en cuanto a la gestión del dinero y el crédito en estados de emergencia, plantar cara a Europa…y cuatro cosas más.

Está claro que esas líneas maestras eran música celestial y que eran viables, sólo,  tomando las medidas que dictan lo economistas ortodoxos que incorporan unas actuaciones y protocolos  de la economía clásica y del keynesianismo.

Pero después de escribir la partitura cuya música le ha dado muchos seguidores ha hecho lo que no se debe hacer en política, escribir la letra, esto es el programa, en el que: donde dije digo,  digo,  y donde digo, digo Diego.

Cierto es que ha creado escuela, los partidos clásicos escriben los programas y luego los incumplen, Pablo Iglesias lo ha  escrito para las Europeas y ha dicho “estas son mis intenciones” pero luego ha hecho  como los hermanos Marx; y ha añadido y como no gustan a los economistas;  las cambio por otras en el programa de las Generales.

Eso sí, gracias Pablo porque con tu efímero liderazgo y con una actitud casi de médico: “haz lo que yo te digo y no lo que yo hago”  has explicado a la oposición lo que quiere la ciudadanía.  Ahora, cualquier formación con vocación de servicio a la ciudadanía  tiene hecho parte del trabajo de campo, y no tiene que pegar la oreja al suelo, tiene la respuesta al “Qué”, es lo que quieren los ciudadanos. Y es increíble comprobar que lo que el pueblo espera es ni más que ni menos que se cumpla la Constitución del 78 con Prioridad absoluta sobre el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Ahora, queda declarar la Misión de la formación Ciudadanos: La Misión: ¿Quiénes somos?, ¿Para qué existimos?, ¿Quiénes son los destinatarios de nuestra actividad?, ¿con qué medios contamos para ejecutar nuestra misión?.  La Misión es el porqué de la organización o del grupo.

Valga la perspectiva de Adam Smith sobre la labor de los políticos para establecer la Misión:  "La economía política, considerada como una rama de la ciencia del hombre de estado o legislador, se plantea dos objetivos distintos: en primer lugar, conseguir un ingreso o una subsistencia abundantes para el pueblo, o más precisamente que el pueblo pueda conseguir ese ingreso o subsistencia por si mismo; y en segundo lugar proporcionar al estado un ingreso suficiente para pagar los servicios públicos".

Para a continuación describir la Visión.  La Visión es una imagen clara de lo que deseamos que sea España en el futuro. La Visión es El Proyecto: mantener a España en un indiscutible y sostenible Estado de Bienestar .

Y demostrar que se poseen aquellos Valores, que son los consabidos morales y éticos; honestidad, integridad, justicia, equidad etc.

Después mi querido Albert, mis  queridos C´s, un buen análisis DAFO: “Si no te conoces a ti mismo  ni conoces a tu adversario perderás el cien por cien de las batallas.
Si te conoces a ti mismo y no conoces a tu enemigo, ganarás la mitad de las batallas y perderás la otra mitad.
Si te conoces a ti mismo y conoces a tu enemigo ganaras el cien por cien de las batallas”. Sun Tzu.

DAFO es el acrónimo de los términos Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades ordenados primero como términos  negativos y luego los positivos. Es la herramienta idónea para conocernos a nosotros mismos y comenzar el estudio de la competencia, en este caso, del resto del mundo comenzando por Europa.

Sí, Competencia he dicho competencia, hay que verlo como una pura estrategia comercial, los políticos  hablan de España como Marca y  Merkel dice que los españoles no somos competitivos ni productivos, luego analicemos a la competencia. Observemos sus debilidades que son nuestras oportunidades, estudiemos sus fortalezas bien para imitarlas, bien para  conocer  las barreras y amenazas que existen fuera de nuestras fronteras y sortearlas.

Pero lo primero consiste en conocer nuestras Debilidades,  hacer con ellas músculo y utilizar nuestras fortalezas para crear nuevas oportunidades.

¿Cuál es nuestra primera debilidad?, yo creo que el Desempleo, pero el desempleo es el efecto de una causa: la causa es la falta de soberanía económica para gestionar la depresión en la que estamos sumidos (depresión: periodo amplio de desempleo masivo y exceso de capacidad instalada). La falta de soberanía afecta fundamentalmente a las políticas monetaria y fiscal.

La primera medida que hay que tomar es la regulación efectiva de la cantidad de Dinero, medida que proviene de la economía clásica del siglo XVIII.:

"Si faltan las  materias primas de las manufacturas, la industria se detiene. Si faltan alimentos,  la gente pasa hambre. Pero si falta dinero, el trueque puede reemplazarlo, aunque con muchos  inconvenientes. La compraventa a crédito, y la cancelación reciproca de los créditos, de los comerciantes, una vez por mes o por año, puede reemplazarlo con menos inconvenientes. Un papel moneda bien regulado puede suministrarlo no sólo sin ningún problema, sino en ocasiones con algunas ventajas. Desde cualquier punto de vista, entonces, nunca se emplea más innecesariamente la acción del gobierno que cuando se dirige a vigilar la preservación o el aumento de la cantidad de dinero de un país. Y sin embargo, no hay queja más extendida que la de la escasez del dinero. El dinero siempre será escaso para el que no tiene medios para comprarlo.

El comerciante sabe que es más fácil comprar bienes con dinero que dinero con bienes, pero ello no es así porque la riqueza consista en esencialmente en dinero, sino porque el dinero es el instrumento del comercio reconocido y establecido, a cambio del cual todas las cosas se entregan sin problemas, pero que no siempre resulta igualmente sencillo obtener a cambio de cualquier cosa.

La actividad de una sociedad nunca puede superar lo que el capital de la sociedad es capaz de poner en movimiento. Así como el número de trabajadores que puede emplear una persona debe guardar una cierta proporción con su capital, el número de los que pueden estar continuamente empleados por todos los miembros de una sociedad debe estar en proporción al capital total de la sociedad. Ninguna reglamentación del comercio es capaz de elevar la actividad de ninguna sociedad más allá de lo que permita el capital".

Dice Smith: "Pero si falta dinero, el trueque puede reemplazarlo, aunque con muchos  inconvenientes", uno de esos inconvenientes es la economía sumergida. La economía sumergida es el intercambio de factores y bienes entre los agentes económicos de una nación sin que el Estado reciba ingresos directos por ellos. En una economía sin dinero es el único sistema de supervivencia que al menos garantiza la seguridad y estabilidad en la convivencia.

Cual debe ser el principal objetivo de cualquier gobierno; tener el control del dinero. Por tanto negociar con la Eurozona la inyección  de dinero a la economía española a través del Estado y el control para que la banca privada no saque el dinero fuera de España y  que éste fluya a bajo coste de propiedad

JosefitoGrillo

Mensajes : 167
Reputación : -107
Fecha de inscripción : 07/02/2014
Edad : 61
Localización : Provincia de Madrid (Pinto)

Volver arriba Ir abajo

Re: Si podemos cambiar las cosas sin cambiar de valores.

Mensaje por JosefitoGrillo el Vie Nov 28, 2014 6:09 pm

(*)Un primer tema que se debe apuntar sobre la deuda pública es que si bien se puede decidir devolverla o amortizarla, no tenemos que hacerlo nunca. Y además, no hay nada malo en ello (Introducción a la Macroeconomía). La mayoría de las empresas, como Telefónica, Repsol, Endesa, se comportan así y siguen prosperando.

Aunque siguen pagando los intereses por el servicio de la deuda, no tienen ningún plan para devolver la cantidad que han pedido prestada en un futuro inmediato. Cuando vencen los bonos vuelven a emitir otros para pagar los anteriores. Lo mismo se aplica a un País, Siempre que el PIB nominal crezca al menos al mismo ritmo que el servicio total de su deuda, esta puede seguir creciendo indefinidamente sin poner en peligro las finanzas públicas.

Como la deuda se referencia al PIB a mayor PIB menor porcentaje de deuda, por aquello del 60% y como el pago de los intereses de la Deuda afectan al Déficit Público y a la confianza de los que compran la deuda hablaremos del Déficit Público: éste  se compone de Déficit Cíclico y Déficit Estructural. El Cíclico es la parte del déficit presupuestario que varía con el ciclo económico, como estamos sumidos en una depresión desde el 2.008 ahora tenemos un déficit cíclico ocasionado por una disminución de los ingresos y  mayores gastos sociales.

Pero tenemos otra pata del déficit público;  el déficit estructural, este es independiente del déficit cíclico y se debe a desajustes estructurales. Por  ejemplo el estado autonómico: cada euro de servicio que se presta al ciudadano en educación, sanidad y/o justicia   el ciudadano paga 8 euros. La diferencia está en el grandísimo aparato estructural. De ahí que aunque  para mantener las superestructuras se recorten los servicios se recorta el euro pero no los siete, por eso, por economía de escala recortan en todas las áreas máximizando el impacto y por ende convirtiéndose el Estado Autonómico en el Coste de Oportunidad del Estado de Bienestar. Reduciendo los siete euros de coste que no aportan valor añadido aseguraríamos el pago de los intereses de la deuda y reduciríamos la incertidumbre del inversor.

El Estado de bienestar es el conjunto de servicios sociales (pensiones, desempleo, sanidad, educación, justicia..etc.) que garantizan a los ciudadanos un nival  de subsistencia.

Dicho esto; si durante la larga depresión del ciclo aumenta el déficit cíclico  a causa del incremento en prestaciones y la disminución de ingresos (IRPF, IVA, sociedades…) los gobiernos deberían haber disminuido el Déficit Estructural para garantizar el Estado de Bienestar y al mismo tiempo el pago de los intereses sin poner en riesgo la financiación: España no puede pagar el Estado de las Autonomías, ni a los corruptos.
.

JosefitoGrillo

Mensajes : 167
Reputación : -107
Fecha de inscripción : 07/02/2014
Edad : 61
Localización : Provincia de Madrid (Pinto)

Volver arriba Ir abajo

Si se quiere, se puede. Querer es poder.

Mensaje por JosefitoGrillo el Vie Nov 28, 2014 6:56 pm

(*) Un Estado Soberano puede financiar su déficit emitiendo bonos o puede hacer algo que España, cuando era soberana podía hacer y que ahora depende del Banco Central Europeo: puede financiar, de hecho, su déficit creando dinero.

Decir de hecho significa que el Estado no es el que crea dinero sino el Banco Central. El camino es muy sencillo, el Estado emite bonos y el Banco Central se los compra de este modo el Estado financia su déficit en un proceso llamado monetización de la deuda.

La mayoría de las veces los países, en estadios recesivos de los ciclos económicos, financian el déficit cíclico endeudándose, no creando dinero, pero en situaciones de emergencia ocurren dos cambios:

El primero consiste en una crisis presupuestaria a causa de una gran convulsión social y/o económica, el segundo es la incapacidad del Estado para obtener préstamos del público o de otros países con el fin de financiar su déficit. La razón se halla en el propio déficit o en la magnitud de la deuda y en los intereses que genera. Los  prestamistas temen que el Estado no pueda devolver la deuda en el futuro y aplican unos tipos de interés más altos estrangulando al país en cuestión. En esos casos el Estado recurre a los bancos centrales y a  la creación de dinero. Se denomina Señoriaje a los ingresos derivados de la creación de dinero.

Tenemos varios ejemplos ocurridos en el siglo XX,  a saber:

Alemania 1922-1923, el Estado alemán tenía menos ingresos fiscales y necesitaba realizar grandes gastos para reconstruir el país tras la Guerra Mundial

Tras una guerra civil o una revolución como en Nicaragua en los años 80.

Bolivia también en los 80 tras una convulsión económica derivada de la caída del precio del estaño que es el principal producto de exportación.

En estos tres casos se dio la misma característica, la incapacidad del Estado para recaudar impuestos y la dificultad para alcanzar préstamos a niveles de interés viables.

Obviamente España sufre ahora mismo una situación similar, tenemos la incapacidad de pagar la deuda sin generar mayor déficit a riesgo de causar una mayor convulsión-económico social y de perder el Estado de Bienestar.

Es en estos momentos cuando los españoles y en general los países periféricos, por los Mediterráneos,  necesitamos a Europa y que el Banco Central cree dinero para comprar Deuda española, o mediterránea,  a fondo perdido, o señores, plantearnos un liga mediterránea para forzar estas medidas.

Yo que he leído estas medidas en libros de macro economía entre los que se encuentra el de Olivier Blanchard, Jefe de Economía del FMI,  me pregunto, los economistas españoles, incluidos los asesores de Pablo Iglesias, Juan Torres y Viçen Navarro, no conocen estas soluciones que responderían a la pregunta de siempre “¿Con qué Dinero?.

Si la Eurozona es tan importante para sus países miembros y los países miembros son tan importantes para la eurozona, ¿no sería oportuno crear dinero para comprar la deuda mediterránea y ajustar las asimetrías de la eurozona tras 12 años de infructuosa moneda única?.

Si se quiere, se puede. Querer es poder.

JosefitoGrillo

Mensajes : 167
Reputación : -107
Fecha de inscripción : 07/02/2014
Edad : 61
Localización : Provincia de Madrid (Pinto)

Volver arriba Ir abajo

Tras 12 años del euro en la calle es necesario un El Plan de Recuperación Económica en aquellos países más afectados por la implantación de la moneda única

Mensaje por JosefitoGrillo el Jue Dic 04, 2014 9:35 am

Tras los primeros 12 años de Eurozona, el euro en la calle, es necesario y honesto presentar un balance de situación y un El Plan de Recuperación Económica en aquellos países más afectados por la implantación de la moneda única. Lo que debería un gobierno exigir a Europa o plantear la separación de la Eurozona.

El programa de Podemos ha fijado un nuevo punto de inflexión en las expectativas de futuro. Con el programa de Podemos en la mano, ya no Podemos  realizar el cambio que antes si se podía. A Pablo Iglesias se le ha llenado la boca de decir Podemos, nos ha secuestrado la palabra, llamando así a un partido que ya no puede ni quiere hacer lo que prometía, y aunque muchos seguimos pensando que si se puede, la reiteración de la pregunta ¿con qué dinero?,  y los reiterados silencios por respuesta demuestran que Pablo Iglesias pretende cambiar haciendo lo mismo y bajo el mismo paradigma de las castas a las que tanto critica.

Eso si,  tomando la "Palabra Talismán", Podemos, para dar  nombre al partido que lidera como secretario general. Hoy en día para que los ciudadanos asuman nuestras ideas, opiniones, propuestas orientándolas a las  medidas o actos que queramos realizar, se utilizan las palabras, frases o imágenes que se denominan “talismán” por el poder de encantamiento que poseen entre la mayoría de las personas. En el caso de Pablo Iglesias después conseguir su Partido ha cambiado las ideas manteniendo el término que escondía  el deseo de cambio de los ciudadanos. ¿Con qué dinero?, es la pregunta incontestada por aquellos que jamás han aprendido lo que es la economía y la utilidad del dinero.

Como ha dicho El Papa en Estrasburgo; se constata amargamente el predominio de las cuestiones técnicas y económicas en el centro del debate político, en detrimento de una orientación antropológica auténtica. Este es el gran equívoco que se produce «cuando prevalece la absolutización de la técnica»,que termina por causar «una confusión entre los fines y los medios».

¿Es el dinero un fin de la economía o un medio para facilitar las transacciones entre sus agentes y factores?.

Quien no sabe responder a la pregunta ¿con qué dinero? es porque aún no sabe, qué es y para qué sirve el dinero. No se quién peca más de ignorancia, si el que pregunta o el que no sabe la respuesta. ¡Claro!, que un politólogo no lo sepa tiene delito pero, bueno, es admisible. Pero la pregunta en si misma es una perversión inductiva, pues mediante el actual sistema la respuesta la tiene Bruselas.  

Lo que no es admisible es que diga que se lo va a quitar a unos para dárselo a otros en un juego de suma cero. La única forma de redistribuir el dinero consiste; primero y de Perogrullo es que exista y en unas políticas monetaria y  fiscal eficaces y segundo en redistribuir el trabajo. La eficacia monetaria consiste en que exista la cantidad suficiente de dinero para que los bienes fluyan entre los factores y agentes, que no se escape el dinero del flujo económico español rumbo a paraísos fiscales y laborales y aplicar unas políticas económicas  de progresividad fiscal que reparta la renta y disminuya la brecha social en un marco del Pleno Empleo, como manda el artículo 40 de la Constitución.

Lo primero que hay que hacer para aplicar unas medidas efectivas es conocer la magnitud del problema; medir la cantidad de dinero actual, ¿Cuánto dinero hay en España disponible para mover la economía?,- mover la economía significa  mover los factores entre los agentes económicos-, segundo evaluar el impacto que la falta de dinero tiene en la economía española, ¿Cuánto dinero hace falta para desplazar el PIB actual al PIB potencial?(*), tercero pedirle al Banco Central Europeo (o a quién manda sobre el Banco Central Europeo que tenga la capacidad de ordenar su creación) que cree el dinero necesario para comprar la parte de la Deuda española necesaria y suficiente para activar la economía (monetización y señoriaje).

¿Sabemos cuánto cuesta una cesta de la compra tipo según el número de miembros de una familia?, pues si no lo sabemos, ¡hala!, ahí tenemos la primera tarea, porque el cálculo del IPC requiere este conocimiento, a continuación hay que ver cuánto necesitan las familias españolas para vivir dignamente un año en función de sus miembros, incluyendo los gastos de luz, agua, vivienda.  Los datos para el cálculo lo tiene el INE,  la Hacienda Pública al alimón con los ayuntamientos. A continuación asegurar una renta mínima por miembro para satisfacer las necesidades básicas, esto se calcula mediante la diferencia entre los ingresos (determinados por la AEAT) y los gastos potenciales (calculados sobre la cesta de la compra y las necesidades de vivienda y energéticas), y  esa diferencia la tendría que aportar el Estado a través del BCE, durante ese periodo de recuperación y  hasta que la economía se sitúe en el punto Cero de la Eurozona (1.999).

Otro punto de análisis  es la  producción necesaria para satisfacer las necesidades primarias de las familias, o sea la oferta de bienes y servicios que tiene que existir para satisfacer las necesidades de 47.000.000 de españoles. Como una parte del  PIB potencial de partida es la parte de la  oferta para el Consumo de las Familias. El siguiente  paso consiste en analizar la capacidad productiva de las empresas de bienes y servicios para  satisfacer la demanda, y en caso de que exista un desequilibrio entre la demanda y la capacidad productiva apoyar mediante transferencias (Estado-Empresa) la inversión en bienes de equipo, tecnología y formación impulsando y adaptando de este modo la capacidad productiva a la nueva situación de una demanda efectiva calculada que impulsará el PIB a su situación potencial (de pleno empleo).

Tercer punto asegurar los servicios públicos necesarios para que nadie se quede sin atender y dotar al estado de los recursos necesarios para poner en marcha las reformas energéticas y la construcción y mantenimiento de las infraestructuras necesarias  para el Servicio Público. Todo ese gasto público productivo tiene  un efecto multiplicador en la economía; cada euro gastado por el Estado mueve cinco, dinamizando la economía y proporcionando ingresos al Estado.

Durante el periodo de estabilización económica o ajuste, calcular las importaciones necesarias para satisfacer la demanda interna sin abandonar las exportaciones y la diferencia asumirla como una previsión para la balanza de pagos y obtener del BCE la cantidad de déficit comercial previsto, al final ese dinero irá al país que exporta.

Y volverá el recalcitrante e ignorante a preguntar; ¿Con qué dinero?. Un Estado Soberano puede financiar su déficit emitiendo bonos o puede hacer algo que España, cuando era soberana, podía hacer y que ahora depende del Banco Central Europeo: puede financiar, de hecho, su déficit creando dinero. Decir de hecho significa que el Estado no es el que crea dinero sino el Banco Central. El camino es muy sencillo, el Estado emite bonos y el Banco Central se los compra de este modo el Estado financia su déficit en un proceso llamado monetización de la deuda (1).

La mayoría de las veces los países, en estadios recesivos de los ciclos económicos, financian el déficit cíclico endeudándose, no creando dinero, pero en situaciones de emergencia ocurren dos cambios:

El primero consiste en una crisis presupuestaria a causa de una gran convulsión social y/o económica; con grandes tasas de desempleo y grandes brechas entre el PIB actual y el PIB potencial.

El segundo es la incapacidad del Estado para obtener préstamos del público o de otros países con el fin de financiar su déficit. La razón se halla en el propio déficit o en la magnitud de la deuda y en los intereses que genera. Los  prestamistas temen que el Estado no pueda devolver la deuda en el futuro y aplican unos tipos de interés más altos estrangulando al país en cuestión. En esos casos el Estado recurre a los bancos centrales y a  la creación de dinero. Se denomina Señoriaje a los ingresos derivados de la creación de dinero.

Luego, es la propia macroeconomía quién contesta a la pregunta ; ¿con qué dinero?: mediante la monetización de la deuda y el señoriaje (2) .

Y a partir de ahí mantener las políticas fiscales adecuadas para el crecimiento sostenido;  disminuir, los impuestos e incrementar el gasto público, olvidando el déficit y la deuda hasta finalizar el plan de recuperación. Eso es un juego de suma positiva.

¿Cuánto cuesta eso en billetes y monedas del Monopoly?, pues casi nada comparado con los beneficios sociales que obtiene la sociedad por ello,  así que a  imprimir como si se tratara del año cero de la eurozona. A partir de ese momento y con la experiencia de 12 años del euro en la calle y 15 como moneda, la unión monetaria europea estaría preparada para realizar los controles necesarios sobre lo países miembros. El único coste que supone es que el valor del dinero acumulado en manos privadas disminuye, pero, eso es una forma de redistribuir la riqueza.

Eso si hay que incorporar parámetros de ajuste y otros criterios de convergencia como es el salario. Sin equiparar los salarios de la eurozona no puede existir convergencia  de precios ni fiscal porque en todo momento para evitar nuevas asimetrías hay que mantener equivalentes los salarios reales.

Otros parámetros de ajuste son el idioma, para un español  el idioma es una barrera para moverse libremente por la eurozona, ya lo avisó Mundell. Otro parámetros de ajuste  son la tipología de la industria española, la tecnología aplicada y el impacto de ambos sobre la cantidad de trabajo, me explico, hasta que se desarrolle un nuevo sistema industrial orientado a otros productos que actualmente son patrimonio de los países del Norte es necesaria la creación de distintos calendarios y horarios laborales para ajustar la productividad (***) en cada sector a la cantidad de trabajadores activos. No se trata de 35 horas laborales, pues no es café para todos,  se trata de investigar los sectores y la tecnología aplicada en cada uno de ellos.

Poner mecanismos de evaluación de las medidas tomadas en planes trienales y prever medidas correctoras para las desviaciones.  A la vuelta de otros 12 años Europa no la conocería ni la madre que la parió.

Todo esto es posible creando dinero y comprando la deuda de los países más afectados por la desigualdad y el paro, ¿que coste de oportunidad tiene y para quién?, sale alguien perjudicado por impulsar las economías de los países de la llamada periferia, si la respuesta es que sí y me decís a quién le perjudica que Europa vaya bien, ya sabemos cuales son los Think Tank que gobiernan en el mundo.


Notas a pié de página:

(1) Monetización de la Deuda: El estado puede financiar su déficit, cosa que los hogares no podemos hacer, creando dinero con la cooperación del Banco Central. La operación consiste en que el Estado emite bonos y le pide al banco Central que los compre. Entonces el banco central crea dinero y lo utiliza para pagar al Estado y este financia el déficit.

(2) Señoriaje. Los ingresos derivados de la creación de dinero se denominan Señoriaje.

(*) PIB potencial. Es el PIB a nivel del pleno empleo (**), que se define como el máximo nivel de producción que puede mantenerse con una tecnología y un volumen de población dados sin acelerar la inflación a nivel de pleno empleo.

(**) Pleno empleo: Situación en la cuál no existe desempleo ocasionado por deficiencias en la demanda agregada, es decir, todo el desempleo se debe a causas friccionales o estructurales. Situación en la que todos los que quieren trabajar encuentran empleo con razonable prontitud. La propia población activa tiene empleo al mismo tiempo.

(***) Productividad. Cuando la producción dependía fundamentalmente del trabajo se definía la productividad como la cantidad de producto obtenido por unidad de trabajo. Y dado que la eficiencia productiva consiste en medir los costes de producción relativos a la producción de resultados, hoy día,  la eficiencia no sólo depende de la cantidad de trabajo sino de la tecnología (****) aplicada por el trabajador o de la que a priori es capaz de aplicar. La productividad pues va a ligada a la capacidad que un empleado tiene para aprender y su necesidad de pertenecer al grupo de empleados líderes, la productividad pues va ligada a la aptitud y la actitud

(****) Llamamos tecnología a todos los conocimientos que el sistema productivo de una empresa  tiene para producir. El Estado de la tecnología consiste en la variedad de productos que una empresa  puede producir con las técnicas existentes o la diversidad de conocimientos sobre las técnicas existentes que una empresa tiene para producir. Es el Estado de la tecnología el que permite alcanzar altos grados de productividad.




JosefitoGrillo

Mensajes : 167
Reputación : -107
Fecha de inscripción : 07/02/2014
Edad : 61
Localización : Provincia de Madrid (Pinto)

Volver arriba Ir abajo

Re: Si podemos cambiar las cosas sin cambiar de valores.

Mensaje por JosefitoGrillo el Miér Dic 10, 2014 1:49 pm

Estimado Albert:

Dice usted: “Hay una serie de medidas económicas que no nos gustan a nadie, pero que pueden tener su justificación en los datos de la economía real del país”. Eso denota resignación. La economía real vive una profunda recesión desde hace ya varios años, y a una recesión de más de dos años con un PIB potencial muy lejos del PIB real los economistas le llaman depresión.

La medidas del gobierno actual, todas ellas, son contractivas,  subir el IRPF reduce el consumo, subir el IVA reduce aún más el consumo, subir la luz y el gas convierte a estos dos productos tan necesarios en Bienes Giffen, ésto es, bienes que desplazan a otros bienes de su opción de compra, pues sin luz y agua no se puede vivir. Si reducimos el consumo mediante los impuestos y las reducciones salariales, obligamos a las empresas a producir menos bienes, lógicamente las empresas se ajustan a la decreciente demanda y despiden a los trabajadores.

El impacto de la disminución  en la población activa repercute en la estabilidad de las pensiones, pues invierte la pirámide. Tenga usted además en cuenta que el dinero que aportamos los que aún cotizamos hay que repartirlo entre los pensionistas y los parados, que también tienen  un contrato moral y físico con el Estado a través de la Constitución.

Por tanto Albert, el gobierno debe abandonar:

A) la obsesión por el déficit impuesto por Maastricht hace muchos años y que se estableció en un 3% cuando las cosas en Europa estaban mejor buscaban la convergencia y optimalidad económica de la zona monetaria única. Y que ahora impone Alemania a pesar de haberlo incumplido ella misma. La propia Constitución, incluso co la reforma del artículo 135, así lo contempla: “Los límites de déficit estructural y de volumen de deuda pública sólo podrán superarse en caso de catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria que escapen al control del Estado y perjudiquen considerablemente la situación financiera o la sostenibilidad económica o social del Estado”. Aunque está mal  expresado, a mi entender, ya que el déficit,  que ocasionan las convulsiones cíclicas  como son las  recesiones y sus hermanas mayores las depresiones, que afecta  directamente a la sostenibilidad social, es el déficit cíclico.

B) Disminuir el gasto público estructural improductivo que es la madre del déficit estructural crónico, o sea las CCAA, que ya dijo la señora Aguirre que se podían reducir 48.000 millones de gasto. ¡Fíjese, 48.000 millones!, eso representa  un 50% del déficit que estaba en los 96.000 millones.

Disminuyendo el gasto de salarios improductivos, se afianza una de las patas que Adam Smith consideraba sostenían la riqueza de las naciones, una era  la división del trabajo (indudable en el siglo XXI en las sociedades desarrolladas) y la otra el cociente o proporción entre los trabajadores productivos y los improductivos, pues de esa proporción surge la acumulación de capital. Por tanto si Adam Smith capitalista liberal viviese aconsejaría al Gobierno  reducir las autonomías.

En cuanto al déficit cíclico, un seguidor de Keynes, Abba Lerner (1.903-1.982) mantuvo después de haber vívido dos guerras, las crisis del 1.929,  y la de 1.973, que los gobiernos debían seguir políticas de finanzas funcionales y no de finanzas saneadas (el equilibrio presupuestario o déficit cuasi nulo). Lerner denominaba finazas funcionales a las que permiten  a  los gobiernos “dirigir” las economías mediante el timón que consisten  las políticas fiscales y las monetarias y a través de ellas, bajar los impuestos e inyectar dinero en las recesiones, para no dejar a nadie en la cuneta,  y hacer lo contrario en las expansiones, para  lograr sus objetivos de pleno empleo, precios estables y un elevado crecimiento.

Y estimado Albert, Lerner añadía; “la magnitud del déficit es totalmente irrelevante: Con el desempleo, un 27 %,  se debe aumentar el déficit cíclico y la política monetaria y cuando volvamos al crecimiento sostenido y exista riesgo de inflación lo contrario. Y no olvidemos que decía, y es de Perogrullo,  que a la larga el déficit con pleno empleo y crecimiento, desaparece y  se convierte en superávit.

A colación de esto  le digo que es Alemania, el mayor acreedor de España, la que obliga al gobierno a dirigirnos en contra del cumplimiento de lo que deberían ser sus objetivos, pleno empleo, estabilidad de precios y crecimiento, y le hace manejar mal el “timón”, según la ortodoxia económica del siglo XX. También Alemania  impide al BCE que imprima dinero y aplique una buena política monetaria como la necesitamos los mediterráneos

Y le recuerdo, que a Alemania, germen de las dos guerras mundiales que ocasionó grandes desastres en Europa, le fueron condonados  110.000 millones de marcos oro de indemnizaciones  por los destrozos que ocasionó en Europa tras la primera Guerra Mundial, de los 132.000 que debió haber pagado.

Por tanto D. Albert, yo no me resigno a vivir bajo la espada de Damocles del Déficit, es más bajo la gran losa alemana, y hay que hacerle comprender a ésta, que debe más al mundo de lo que el mundo solidariamente le ha exigido al pueblo alemán. Y, le recuerdo, con pleno empleo y crecimiento usted y yo tendremos las finanzas públicas saneadas y las pensiones aseguradas.


Aprovecho para rememorar a todos los españoles  las palabras de Aznar a Zapatero: “y cambie la lánguida resignación duradera".

Un cordial saludo.

JosefitoGrillo

Mensajes : 167
Reputación : -107
Fecha de inscripción : 07/02/2014
Edad : 61
Localización : Provincia de Madrid (Pinto)

Volver arriba Ir abajo

Re: Si podemos cambiar las cosas sin cambiar de valores.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.